lunes, 4 de mayo de 2009

Amor Por Kilo


Te encontré hace tiempo en el Oxxo, ibas con tu nueva conquista.

- ¿Es ella? - pregunté.
- Si, se llama (...)
- Ok [ ¿no que no te gustaba el menudo?... con semejante panza]
- ¿Pasa algo?
- ¿Uh? no, sólo estoy cansada, en fin gusto en saludarte.

Rodeé por el pasillo de los desechables con tal de no topármela de frente, pagué y te vi de reojo mientras tomabas unos condones.

- ¡Asco!- pensé.

Abrí la puerta y giré un poco para verla de frente "Asco, asco, asco, asco"...

Lo lamento, no pude evitar tener arcadas toda la tarde y parte de la noche.

3 comentarios:

Myself dijo...

me imagino la escena y me da risa.

- B.tO - dijo...

Jajaja, la foto es la onda: la onda.


Y esos encuentros dejan raras sensaciones: por un lado, alegra saber que la otra persona acabó entrepiernándose con "eso" Y por otro lado, causa conflicto saber que te botaron y te cambiaron por "eso"


Ash, ya recordé porqué no tengo relaciones serias.

Xellif dijo...

creo que nunca he pasado por situaciones así, bueno creo que si, pero yo era la otra cara de la moneda o sea el "eso" aunque un "eso" mas lindo que los exes jajaja