lunes, 6 de julio de 2009

Como ser Inquisidor Contemporáneo en 10 pasos.

Estimado lector imaginario.


Durante años, investigadores privados que tengo en mi sótano a base de pan y agua, han estado estudiando fervientemente la evolución de la Santa Inquisición hasta llegar a nuestro adorado 2009.


El potro, la dama de hierro, la horca, la hoguera, etc. etc. Han evolucionado en formas aún peores.
Es por eso que Lady Jesus –léase yo- les trae con ustedes la nueva y práctica guía: “Como ser un Inquisidor Contemporáneo en sólo 10 pasos”. Dividida en varias secciones –situaciones pues- para su mayor comodidad –y porque la verdad me da flojera escribir toooda una guía de un jalón-.


El día de hoy les presento: Como ser un Inquisidor Contemporáneo al Salir de Compras (Inquisidourius Contemporanneous Fashionistus).


1.- Todo Inquisidor Contemporáneo que se respete, debe llevar consigo un simio entrenado –llámese amigo- que responda a todas y cada una de sus preguntas estúpidas y banales pero de suma importancia –no importa la contradicción, siga leyendo- ¿El verde me resalta los ojos? ¿El azul me hace más delgada? ¿Crees que el amarillo me haga más potente sexualmente hablando? ¿Con este saco crees que la gente note que no tengo brazos? Esos son claros ejemplos de la elevadísima inteligencia que usted debe mostrar. Realmente no es necesario que su simio tenga buen gusto, simple y sencillamente que le dé por su lado y cargue las bolsas.

2.- Una vez que consiguió el simio –amigo- debe dirigirse hacia alguna tienda que esté repleta de gente, preferentemente en fines de semana y si hay ofertas ¡mucho mejor!- Deje de lado las solitarias, seguramente no hay nada interesante ahí –poresonohaynadie-. Entre como loco, eso es cuestión se sobrevivencia, si usted entra con cara afable, lo único que va a conseguir es que lo dejen sin extremidades, si las cosas se ponen feas ¡Lance al simio! El merece morir, usted no.

3.- De un rápido recorrido por el lugar, checando las cosas que podrían gustarle –no es necesario que le gusten, eso se arregla en los puntos siguientes- .

4.- Una vez localizadas las prendas de su agrado, mídaselasUNA POR UNA, de preferencia tome una talla más pequeña. Así tendrá que entrar en varias ocasiones al lugar de la verdad. Entre más entre y salga, más puntos obtendrá.

5.- Llore. Haga berrinche si algo no le queda, si el pantalón no le cierra culpe al simio, a la vendedora, a la virgen y al osito Bimbo –sobre todo al osito Bimbo-. Recuerde: En ese instante todos son culpables de su obesidad… TO-DOS excepto usted, pobre víctima incomprendida.

6.- Sea indeciso-a. ¿Por qué apurarse? ¿Qué prisa hay? Tómese tu tiempo decidiendo cual de los dos pantalones –del mismo modelo- es mejor. No haga caso de los comentarios al estilo “Elige el que sea, son iguales” Porque NO LO SON. Obviamente no, Tómese su tiempo analizando cual es mejor: El que tiene tonalidades verdes o el que tiene tonalidades verdes tirándole al verde olivo.

7.- Si es usted padre de familia ¡Lleve a sus hijos adolescente de compras! Es divertidísimo. Puede hacerlos traumarse de por vida al abrir la puerta del probador frente a todos. Si tiene hijas ¡Vamos! Acompáñela a comprar su primer brassier –o como se escriba- y presúmalo a los 4 vientos. Si su hijo es hombre ¡Fájelo frente todos! Cheque que el tiro quede a la perfección en la entrepierna, Existen muchas formas. Usted puede descubrirlas.

8.- Pida consejos a todos a su alrededor. Tómese su tiempo, espere a que todos lleguen a la conclusión de que una cosa es mejor que otra y entonces ¡Compre la que todos consideraron mala! ¿Ellos qué saben? Tienen mal gusto, seguramente quieren que usted luzca mal. Sea paranoico.

9.- Grite, póngase histérico-a. Pelee con las personas a su alrededor, son sus enemigos, critique con envidia a los-as modelos de los afiches y repita una y otra vez –en voz alta, casi gritando- que usted se ve mucho mejor y que eso de la pared es puro Photoshop. Sea altanero y pesado.

10.- Pruébese cuanta cosa se tope en su camino; paséelas por toda la tienda, defiéndalas como si se tratara de su vida, no las suelte, entre más estorboso sea… mejor; porque así podrá hacer que el simio las cargue. Cuando haya llegado a la caja, pida echar un último vistazo y sin pudor diga con toda la seguridad del mundo: Mejor no, gracias.

Aquí tiene dos opciones:

a) Retirarse rápidamente –lo cual sería de principiantes-
b) Darse otra vuelta por la tienda, volviendo a repetir todos los pasos para al final, sonreírle a la cajera y decir con voz burlona: Siempre sí.

Si usted sigue estos sencillísimo 10 pasos, será todo un Inquisidor Contemporáneo.

· Existen mil y un formas de ser un Inquisidor Contemporáneo al Salir de Compras, pero aquí sólo les presento 10. Si tienen alguna sugerencia… favor de abstenerse.

· Gracias, vuelvan pronto.


16 comentarios:

Lady Jesus dijo...

Ok, ok. No-se-abs-ten-gan.

¡Díganme! ¡Vamos! ¿Qué formas conocen?

...¿Qué? ¿Nadie? ¡Bah!


Groseros.

Kentucky Freud Chicken dijo...

¡qué MA-RA-VI-LLA!

Tara dijo...

yo pensaba que hacía de "personal manager" pero ya veo que soy una "simio"...
me dedico con alegría y esmero a acompañar a mis amigas de compras, en sábado y hora punta; les reviso todas las perchas y les obligo a probarse toda la ropa que yo considero oportuna, tanto si les gusta como sinó, que se la pique un pez!!!

lo que no tengo claro es si me puedo considerar inquisidora, me esperaré al resto de puntos.
gracias por tu esfuerzo en redactarlos!!

PyoT dijo...

El 7 me traumo de por vida y a veces me da por hacer el 8, solo los sábado que compro.

ella(s) dijo...

-Haga que su simio le suba el cierre, de todos y cada uno de los vestidos que no son de su talla...

-Insista en pasar con su capuchino o helado de yogurth, con la certeza de que usté nunca tira nada.

-No olvide probarse ese "algo" que sabe nunca se va a poner, pero quiere ver como se luce.

¡Ya quiero ir!

Anónimo dijo...

Odio a los vendedores que sólo por vender te juran y perjuran que se te ve bien algo, sabiendo que no es así!... ash

Tumeromole dijo...

Es un honor saber que presencié el momento en que se te ocurrió esto: Me ha fascinado.

Bésote.

chika imprudente dijo...

Yo creo que soy una pésima inquisidora, y si es así también una pésimo simio.

El problema es cuando me da por autotorturarme y al llegar a casa siemprenomegusto esa blusa que tarde mil horas en escoger y me debato entre devolverla o hacerme una diadema con la tela, solo para ver que tal.

Saludos j.

Paloma dijo...

Odio salir de compras...ash!

Kiddo dijo...

Jajaja.. creo que soy un inquisidor contemporáneo. Apenas hace una semana fui con mi simio al que delicadamente llamo "Emily", así como en Devil Wears Prada.. pero este demonio viste Inditex (tache).. en fin, el caso es que aplique cada uno de estos pasos para, en efecto.. regresar con mi sonrisa diciendo siempre si jojojo..

Que buen bló.. tengo una aportación..

Lo mejor de todo es decir en voz alta.. (y siempre lo digo, ahora que soy delgado)... diablos! que ya solo hacen ropa para cerdos? entonces veo a lo lejos algunos individuos escondiendo su prenda talla L u_u

Kyuuketsuki dijo...

JAJAJAJAJAJA, a mi me han aplicado innmumerables veces la tortura... siempre he estado rodeado de inquisidoras, snifffff.

Creo que es hora de que me desquite ¬¬

Micha dijo...

Y sí me dan ganas de llorar?

Bueno, lo haré...al fin que siempre salgo con las manos vacias. :)

Denice Petrelli dijo...

un simio entrenado –llámese amigo

XD
OMG!

annie dijo...

"Siempre sí"

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

amantebandida dijo...

Sugerencia...sugerenciosa:

- Entre a la tienda media hora antes de que la cierren, busque lo único en este mundo que debe ser probado con exquisitez AB-SO-LU-TA, así es...un traje de baño. Si ustéd por primera vez en su fuckin vida comprará un bikini, asegúrese de recolectar y dejar en el probador (pierda o esconda los ganchos) cuantas piezas necesite sólo para comprobar que no cabe en ninguna de ellas sin que "los gordos" hagan su triunfal aparición. Bien¡¡¡ Un minuto antes de que hagan el cierren de caja y justo en el momento en que el vendedor toque por vigésima vez la puerta del probador -el simio deberá entretener al resto del personal porque han pasado ya 20 minutos después del cierre de tienda (ya vacía) y SÓLO lo esperan a usted - salga triunfalmente con la prenda que peor le quede. Deje adentro todos los modelos que no le "acomodaron" (sin ganchos, no lo olvide)y llegue corriendo a la caja (como fingiendo que le importara un comino que la gente tiene vida social, es viernes y quieren largarse a su casa), saque su cartera, abra los ojos sorprendido y finja usted que no lleva la tarjeta de crédito con la cual tenía contemplado pagar, alegue que no trae usted el efectivo suficiente -el simio debe aludir a lo mismo- y con tooda la calma del mundo sonría, deje la prenda sobre el mostrador para posteriormente salir. Una vez afuera, confiése al simio que en realidad si traía la tarjeta, pero que el bikini no le dejo comooo muy convencido, así que pus siempre mejor no.

FIN

XD bueníiiisimo....

besos millones, conejota

Lady Jesus dijo...

Freudchicken:Un placer que le haya gustado Doc. ¿Ya me lees mi cuento?

Tara: Hola, bienvenida. Claro, todo depende de quién torture a quien, si tú las haces probarse ropa que no les gusta/queda. Tú eres la Inquisidora. Gracias por tu comment, seguiré informando.

PyoT: Tu mamá debe ser una excelente Inquisidora, sigue su ejemplo y llegarás lejos.

Ella (s): Jajajajaja o con un raspado de chamoy escurriendo. Me encantaron tus sugerencias, gracias.

Anónimo: Los vendedores son otro tipo de Inquisidores que próximamente –si no me da flojera- analizaremos.

Mimeromole: Y no sólo lo presenciaste, me inspiraste. Bésote.

Chika Imprudente: Pero tienes creatividad, todos somos Inquisidores, quizás esta no es tu área. Saludos y gracias por pasarte :)

Paloma: Pero ¿por qué? Si es muy bonito sacar de quicio a las personas y… Ok, sí, es feo. Hola.

Kiddo:
Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja… Tu consejo me en-can-tó. Lo pondré en práctica lo antes posible, bienvenido. :)

Kyuutz: Oh, pobre de ti. La venganza es dulce, por favor… hazlo. Tal vez algún día los científicos investiguen Como vengarse de un Inquisidor Contemporáneo…Ok, no.

Micha: Eeehhhh volviste. Si te dan ganas de llorar, llora. Siéntete libre.

Denice Petrelli: Wow, tú también volviste. Me alegro bastante. Sí, ese es su verdadero nombre pero es mal visto por la sociedad.

Anni: Esa frase es el tiro de gracia. Hola.

Amantebandida: Bienvenida. Jajajajajajajaja claro eso de dejar ganchos es típico e insuperable, comprar bikini es en sí un acto auto-inquisidor pero me agradó bastante la idea buajajajá. Chica, ya regresa que te extraño. Snif, mis noches no son las mismas.

GRACIAS.