domingo, 19 de julio de 2009

Anoche me acordé de ti.

Ser diferente.

Eso era lo que querías, ser diferente, revelándote contra todo lo establecido -.

De ti en clases recuerdo poco, nunca te escuché responder las preguntas del maestro, nunca fuiste el primero en terminar un examen, tus tareas nunca estuvieron bien pero siempre nos hacías reír, tus chistes: los mejores.

Era común ver a tu mamá en dirección con ese gesto de angustia, preguntándose ¿qué haré contigo?

No tengo claro cómo eran nuestras conversaciones, solamente una se grabó en mi mente: aquella vez que confesaste tu temor de llegar a viejo –trauma resultante de ver sufrir a tus abuelos- y el chantaje de enseñarme a usar la patineta si prometía no decirle a nadie.

De mente ágil y sonrisa fácil, querías llegar primero a todo, gran escena si no lo lograbas, tú siempre tenías que ser el número uno.

Poco a poco tu desempeño escolar se vino abajo –irónicamente- y fue un miércoles cuando nos dijiste adiós a todos, tomaste tus cosas y con una sonrisa burlona le dijiste a la maestra: Volveré.

Me topé contigo días después, cuando emocionado presumiste que te habían regalado una moto por tu cumpleaños.

“El lunes paso por ti a la escuela y dentro de poco volveré, lo prometo”.

Ese día te odié como no tienes una idea, esperé por horas, poco a poco la escuela se quedó vacía y yo ridículamente sentada con una sonrisa fingida. Lloré y te maldije por dejarme plantada, deseé que murieras.

Fue tu estúpida necesidad de ser rebelde lo que te llevó a no usar casco.

Hoy en día el rostro de tu madre ya no refleja un ¿qué haré contigo? Sino un ¿cómo le hago sin ti?

Siete años y aún de vez en cuando me rio de tus chistes.
Siete años y te sigo odiando por ser un pendejo.
Siete años y aún me pregunto ¿lo habré deseado con tanta fuerza?

¿Realmente volverás? Lo dudo mucho.

Sé feliz, nunca llegarás a viejo.

18 comentarios:

Paloma dijo...

conmovedor... primera vez que no me rio por aqui. Me encanto. Un saludote y abrazote, gracias por la felicitacion en mi cumpleaños :)

Kentucky Freud Chicken dijo...

Qué excelente relato. No sé si sea ficticio o no, pero está excelente.

Te cantaré una canción un día de estos.

Leidy dijo...

:|

Qué triste final.

Eliesheva dijo...

Dicen que hay personas irretenibles. Que entran en nuestra vida destinadas a desaparecer aunque dejando, eso si, una profunda huella sin importar si convivimos con ellas un día o un año.
Preciosa historia, sobre todo el ¿cómo le hago sin ti? de la madre.

Vitus dijo...

Somos etéreos. ¿Qué mas puedo decirte? La nostalgia es lo único que nos queda.

Un abrazo.

"Es mejor quemarse que apagarse lentamente" K. Cobain.

Tumeromole dijo...

Me gustó mucho la frase final. Buen post, mileidi.

Armando Ortiz Valencia dijo...

Vaya historia. Me gustó mucho la forma en que la cuentas, si te pasó de verdad, mi sentimiento contigo porque pasé por algo similar, también varios años atrás...

Mucho gusto haberte leído

Saludos

HAMLET dijo...

ésto está genial!

Mo Ka Hammeken dijo...

ZAZ. La nostalgia, las preguntas y las dudas, los recuerdos.

El nunca quiso llegar a viejo. Supongo es un final "feliz".

Saludos.

Kyuuketsuki dijo...

Aunque se haya deseado con fuerza, simplemente no, no funciona. Lo que si creo es que si fue un pendejo, pero con un final feliz... a su manera

Meryone dijo...

tú por si acaso, no desees que muera nadie más...

tu respuesta y tu traducción, allí

besos

Erika Casiopea dijo...

me encantan tus post lady jesus, sean jocosones o sean como éste.

jeje a por cierto. también te otorgo el premio Honest Scrap. :)

- B.tO - dijo...

Primero me asusté porque éso de tener/expresar sentimientos no es lo tuyo.

Pero está tan bueno esto que te perdonaré.

Me gustó muchísimo, snif.

Leslo dijo...

Que bonito es recordar (:

Saludos.

Tumeromole dijo...

EXIJO un nuevo post o... o... o...

Te digo luego.

Tara dijo...

en los recuerdos perdura mucha gente, alguna con galones merecidos, otra mucha por la insensatez manifiesta de nuestra ram.

yo siempre apuesto por los pendejos con medallas.

Lady Jesus dijo...

Paloma: Je je, me dio un ataque de melancolía y esas cosas raras, no vuelve a pasar. De nada ¿qué tal estuvo la fiesta?

Freudchicken: Gracias, lamentablemente no es ficticio pero… Esperaré con ansias esa canción ¿Puede ser I’m your man de Leonard Cohen?

Leidy: Hola Leidy, es triste desde nuestro punto de vista, él te aseguro que fue feliz. Bienvenida al blog de tu tocaya Leidy Yisus.

Eliesheva: Sí, eso se rumora por los baños de la escuela. Probablemente todos los seamos para determinadas personas, peo no estoy segura. Gracias, tristemente el rostro de su madre nunca volvió a ser el mismo.

Vitus: Gracias, estoy de acuerdo con Kurt. Ya lo diría Modigliani “Quiero una vida corta pero intensa”

Mimeromole: La frase final es la clave de todo. Gracias :3

Armando Ortiz Valencia: Gracias, me alegro que te haya gustado. Tristemente compartimos historias similares –supongo-. Espero me sigas visitando. Gracias.

Hamlet: Gracias, al igual que tu nombre. Vuelve pronto.

Mo Ka Hammeken: Efectivamente, es un final feliz a su modo. La nostalgia, las preguntas y los recuerdos nunca se va. Gracias por pasarte por este blog que es mi blog pero te lo presto.

Kyuutz: Pendejísimo sin duda, pero logró lo que quería.

Meryone: Gracias bonita. No, ya no lo vuelvo a desear, prometido.

Erika Casiopea: A mí me encanta que te encanten, jejejeje. Oh gracias por el premio, comenzaré a creérmelo. Pásate por aquí cuantas veces quieras, sos bienvenida eternamente –o hasta que cierre el blog-. Saludos.

B.tO: Yo me asusté después de subirlo y pensé en borrarlo, pero después dije: Oh, House en la TV. Y me alejé corriendo. Snifeemos juntos en la boda de tu prima. Sniiiiiiiiiiif.

Leslo: Recordar me pone triste y la triteza es bonita, así que sí: ¡Qué bonito es recordar! Gracias por visitarme, vuelve pronto.

Mimeromolemíodemí: Ya posteé algo nuevo, pero es simple y sencillo. Nada interesante, otro día escribo algo medianamente decente. ¿O si no qué? ¿eh? ¿eH? ¿EH? ¬¬

Tara: En los recuerdos perduramos todos, lamentablemente. Los pendejos son los mejores, fácil vienen… fácil se van. Saludos.

amantebandida dijo...

NO MA-MES¡¡¡ Lady Jesus...te amo y me hinco ante usté¡¡