miércoles, 15 de julio de 2009

Historia de mi breve, brevísima participación en el mundo del cine mexicano.

Hace varios años me encontraba yo plácidamente bebiendo café en alguna parte de la escuela -era hora libre, ni se atrevan a juzgarme- cuando llegó muy emocionado mi antiguo maestro de teatro*, moviendo los brazos y haciendo gesticulaciones exageradas –señal de que algo emocionante había ocurrido- con la respiración entrecortada y escupiendo pedacitos de la manzana que comía. Como pudo me informó que unproductormedianamentefamoso estaba en el rancho/corral/pueblobicicletero haciendo casting para su nueva película.


La noticia me sorprendió bastante, no tanto por la oportunidad sino por el hecho de que alguien se hubiese fijado en este lugar de mala muerte; en fin. Después de que el maestro me dejó una hidratante mascarilla de manzana –argh- me pasó los datos necesarios para tomar el autobús directo a la fama.


Como soy bien pretenciosa, asistí al casting –supongo ya lo imaginaban, si no, no tendría sentido el post-.


El lugar estaba lleno de personas vistiendo sus mejores ropas para bautizos y bodas con la esperanza de que dicho productor los sacara de anonimato y los hiciera “fa-mo-sos”. Uno a uno fuimos pasando a un cuarto en donde frente a una cámara te daban instrucciones al estilo:


Di tu nombre y edad, voltea a la derecha, voltea a la izquierda, ríete, enójate, llora, gracias.


Pasaron los días -inclusive ya había olvidado el casting del mal- cuando ¡Sí! Me llamaron informándome que había pasado a la segunda etapa -¿Etapa? al parecer era un tipo “concurso hacia la fama”- dieron lugar, fecha y colgaron.


Fui a la segunda cita, esta vez unas 4 personas me hicieron preguntas acerca de mi vida mientras un quinto hombre grababa cada movimiento de todos los ángulos habidos y por haber.


Para no hacer esto tan largo y tedioso, me volvieron a llamar y a citar en otro lugar misterioso –llegué a pensar que eso era un reclutamiento para un prostíbulo fino en Europa o uno barato en Cancún, pero no ¡rayos!-. En esta tercera ocasión por fin nos entregaron papeles.


Oh yeah, había conseguido un papel medianamente no importante en una película de dudosa calidad, pero ¡era cine, qué más da!, nos asignaron un coordinador oalgoasí y toda la cosa. El mío –soy posesiva ¿ya se dieron cuenta?- se llamó Emilio aawwwww.


Emilio era simpatiquísimo y muy atento, nos explicaba gustoso todas las idioteces que se nos ocurrían y lo más importante ¡regalaba comida! Pero me salgo del tema; el caso es que Emilio nos daba fechas y siempre tenía el tacto de marcarnos uno a uno para citarnos y preguntarnos qué tal nos iba – doble aaaawwwww-.


Todo iba perfecto PERO…



Un día, sin más ni menos, dejó de llamar, creí que había cometido algún error, tal vez lo asfixié o fui muy posesiva pero después recordé que no estábamos saliendo y me preocupé más. Me tomó mucho, pero le marqué “¡Hey Emilio! ¿Qué pasó, moriste?”


Hubiese preferido hablar con un zombie a medio consumir que escuchar lo que me dijo:


“¡Ayyy Lady Jesus, no tienes ni idea de lo que sucedió; unos chavos de X universidad se ofrecieron a ayudarme para hacer las llamadas pero no les hablaron y me trajeron a sus amigos/familiares, perdón”!


¡¿Qué?! Unos escuincles del demonio me ROBARON mi pasaje con destino a la fama.


La sangre se me fue a los tobillos y lloré –no, la verdad no pero eso le da más dramatismo al asunto- y no me quedó más que decir:


Adiós matrimonio con Jhonny Deep.

Adiós Oscar por mejor actriz

Adiós fugaz romance con Natalie Portman.

Adiós video escándalo en youtube.


Al final Emilio se apiadó de mí –y mi amigo que pasó exactamente por lo mismo que yo, pero me dio flojera nombrar- y nos dio una brevísima aparición en la película**, nos hicieron firmar contrato en donde vendíamos nuestra alma y pagaron considerablemente por no hacer nada.


FIN


*Sí, tomé clases de teatro durante cierto tiempo, de ahí me sale lo drama queen.

** Tan breve, tan breve que cuando vi la película realmente dudé haber participado en ella, pero como sea me pagaron.

*** Fin y no molesten con el tema.

17 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Conclusión: pinche Emilio puto.

Pos este...

El Rufián Melancólico dijo...

Protesto, no me aburrí! (mmm, eso en realidad era tema de tuiter, anyway:)
el cine nacional perdió una estrella, tú solo perdiste un bufete durante los ocho días del rodaje. Pobres ellos, suerte a ti.

Anónimo dijo...

Yo soy testigo de haber visto el cabello de Lady Jesus en la película!! jajaja SÍ SALIO!

- B.tO - dijo...

Yo digo que todavía puedes tener video escándalos por Youtube, de eso me encargo ahora mismo.


Por supuesto que me dirás qué película es ahora mismo.

Anónimo dijo...

limitate a twitter por favor, porque es obvio que escribir mas de 140 caracteres te cuesta mucho trabajo

- B.tO - dijo...

Oh, ¡ya tienes un troll en tu blog!

Éste es un momento en extremo importante, ¡péinate para tomarnos una foto y celebremos!


Tantos y tantos por aquí te envidiarán por tu anónimo...

annie dijo...

eh!
yo quiero un troll de verdad, a mi siempre me dicen cosas bien aburridas. Putos todos.

Tumeromole dijo...

Lero lero, yo también sé de qué película se trata... Prometo verla, reconocerte y aplaudir en el momento en que aparezcas.

Brindemos por tu troll.

Juan Antonio dijo...

Tienes realmente un troll!! Oh, yo tenía dos acosadoras maravillosas. Pero ya no. Las echo de menos. Buaaaaaa.

Besitos.

Meryone dijo...

Tan breve, tan breve que cuando vi la película realmente dudé haber participado en ella, pero como sea me pagaron.

jajajaajjaja me descubro ante usted, madame

por qué yo no tengo un troll

mi blog tiene ya un año y pico y yo aún no tengo troll

me parece fatal!!!

besos

Eliesheva dijo...

No te puedes quejar, ya tuviste, a la Andy Warhol, tus quince ¿segundos? de fama.

Kentucky Freud Chicken dijo...

¿O sea que eres más fa-mo-sa de lo que yo creía? Tsss, qué carambas.

Pero estoy con B.tO, aún puedes tener escándalos en YouTube y así ser famosa. Como Edgar ¿recuerdas?

Anyway, felicidades por tener un troll. A mí me visitó uno en mi podcas' y me amenazó de muerte. Estoy queriendo adoptarlo.

Deephardy dijo...

Por lo menos te pagaron, a mi nunca me han llamado. sólo me llaman para las malditas pasarelas que ademas te pagan muy mal.

Ah... Lo del video en Youtube aún lo puedes lograr: un suicidio, desnudo, u otro hecho impactante es suficiente.

Deephardy dijo...

Otra cosa ¿cúal es la película?

Mo Ka Hammeken dijo...

Opino lo mismo que todos (no, lo del troll no, pero anyway felicidades) sobre el videscándalo... Es un excelente trampolín para saltar a la fama, y ¡mas que mejor si ya saliste en una película!... jajaja

Solo recuerda que tu cara se vea mas o menos reconocible y al final negarlo todo haciendo cara de yo no fuí, si no que chiste.

¡Saludos!

(solo metichando, me gustó tu blog, mas que nada tu descripción, ese ha sido uno de mis grandes lemas)

Mo Ka Hammeken dijo...

Perdón, no tu descripción si no mejor aún, tus intereses.

Lady Jesus dijo...

Kyuutz: Sí, Emilio puto y lo que le sigue. Putos todos los de esa película.

El Rufián Melancólico: Bien por ti al no haberte aburrido; el cine mexicano nunca será igual –o mejor dicho, seguirá igual-. Morí antes de nacer ¡Bah!

Anónimo: No, tú no viste nada ¬¬

B.tO: Puedo y lo haré, pero aún no decido la categoría que quiero aplicar. Help Me. Ya sabes qué película es ¬¬ Master.

Anónimo Dos: Es obvio que me cuesta mucho trabajo, por eso me quejo tanto en Twitter. Creí que estaba siendo clara. Hola ¿puedo adoptarte?

B.tO: Ash ¿qué no sabes que yo no me peino? Pero tomémonos la foto A-HO-RA.

Annie: Sí, putos todos. Tal vez debas perder tu capacidad para escribir más de 140 caracteres y lleguen a ti. Lo repito, putos todos.

Meromolemío (MÍO): Sssssssshhhhhhhh calla, nadie sabe qué película es. Aplaude por mí aunque me odies –porquésimeodiasnotehagas-.

Juan Antonio: Sí, lo tengo y le estoy buscando nombre, Anónimo es muy común. Regresaran, todo lo bueno vuelve.

Meryone the only one: Gracias, gracias hija mía. Es que tú eres un amor y por eso nadie puede odiarte y si te odian se las verán conmigo ¬¬

Eliesheva: Efectiviwonder los tuve y me pagaron por ellos. Welcome :)

Freudchicken: Jajajaja no soy famosa me arrebataron esa oportunidad de las manos snif.

Deephardy: Oh ¿Eres modelo? Genial. No, no suicidio no ¿después como disfrutaré de la fama? Estaba pensando un desun…NO.

Mo Ka Hammeken: Bienvenido me alegra que te haya gustado el bló. Pensé que tu lema era ser un conejo rosa radioactivo, creí haber encontrado a mi hermano gemelo pero mejor aún, encontré a un compañero de adicciones, ok no. Saludos.