miércoles, 2 de septiembre de 2009

A Dios no le gustan las niñas parlanchinas*

La historia de mi educación es algo confusa y trágica –no, la verdad es muy normal pero quiero hacerme la interesante-.

Ustedes no están para saberlo ni yo para contarlo, pero la Universidad en la que estudié –porque sí, estudié la universidad aunque parezca que no acabé ni secundaria- era por demás religiosa y pretenciosa.

El director de dicha casa de educación impartía una clase cuyo nombre no recuerdo, pero nos trataba de meter la vida de Cristo con la técnica Ludovico. Películas, fotos, historias, libros, cuestionarios, todo lo habido y por haber era válido para hacernos entender que Dios Nuestro Señor es Salvador de Nosotros Pobres Pecadores.

Recuerdo que el primer viernes de cada mes acondicionaban el auditorio de la escuela con cuadros de santos, cruces enormes, altares al señor y demás símbolos católicos; pasaban de salón en salón reclutando a todas las almas sucias para después o-bli-gar-las a confesarse, tomar asiento y así dar comienzo a la santa misa.

El director realmente se esforzaba en eso, mandaba traer al Santo Padre de Catedral –que es conocido por su mal humor- y así nos torturaba por una larguísima hora.

Por si fuera poco, al religioso ese no sé quién demonios le metió la idea de que la misa debía ser dinámica y nos hacía preguntas para ver si estábamos aprendiendo bien.

En fin, como podrán imaginarse, todos esos primeros viernes de cada mes me la pasaba perfeccionando mi teoría de "como hacer una máquina del tiempo con chicle y alpiste", hasta que un trágico día, al padre se le ocurrió decir las siguientes palabras:

“A ver, pasa tú, la señorita de playera azul”

Al principio no entendí porque todos usábamos esa horrible playera azul –sí, también teníamos uniformitos ñoños- pero cuando sentí la mirada de todos comprendí que era a mí a quien llamaban al paredón.

Para no hacer el cuento largo, pasé al frente sin saber muy bien de que se trataba, el padre me dio su librito de oraciones y apuntó con el índice algo que –yo supuse- tendría que leer en el micrófono.

Y sucedió algo así:

Lady Jesus: Oh ¿quiere que lea esto? –Dice en el micrófono-
Padre:
–le aleja el micrófono porque todos los presenten se comienzan a reír-.
Lady Jesus: Ok, aammm… “Blablablabla” [Insertar aquí palabras religiosas]

El conejo se queda callado en espera de que los demás respondan pero el silencio sepulcral invade la sala.

Lady Jesus: Ajá… aquí es cuando ustedes dicen “Ruega por nosotros”… Vamos, vamos, digan, no sean tímidos. –Dice mientas los alienta con las manos para que hablen-

SILENCIO

Lady Jesus: Aaaahhh, es que… no les dije que tenían que decirlo ¿verdad? Aunque es obvio, creo.

SILENCIO…. RISITAS.

Lady Jesus: Ok, este, eso… Yo hablo y ustedes responden lo de “Ruega por nosotros” ¿Sí?

SILENCIO

Lady Jesus: ¿Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii? ¿Ho-la? Ok, interpretaré su silencio. “Blablablabla… ¿ah?”

Es interrumpida por el padre quien le quita el librito.

Padre: Gracias, hija.
Lady Jesus: Pero, pero… aún no termino.
Padre: G-R-A-C-I-A-S hija, TO-MA asiento
–dice, empujando al pobre conejo fuera del altar-.
Lady Jesus: Ash ¡qué carácter!

RISAS

La historia no termina ahí, obviamente el padre me regañó frente a todos y el Director sufrió un infarto.
El punto es… Bueno, en sí no hay punto. Sólo cabe mencionar que cuando me encuentro en una situación incómoda –como la anterior- no puedo guardar silencio y digo todo lo que se me viene en mente, es mi mecanismo de defensa aunque sólo ocasiona que la gente ría de mí y… ya.

Por eso, señores y señoras no me inviten a los funerales, siempre digo cosas inapropiadas como “¿No lo puedes creer? Pero está ahí, muerta, vamos a verla” y “Ya era hora ¿no?”. Pero me salgo del tema, el punto es… el punto es… emmm…

Largooooooo de mi blog, muchachitos estos.

¡A trabajar/estudiar!

Recuerden que deben pagar mis gustos caros.


*Sabias palabras de mi abuela que… Está muerta ¡JÁ!
P.D. Lo intenté con golpes, insultos, amenazas y nada, NADA funcionó, no pude editar el post para que se viera bonito así que... Shhhhh nodigannada.

22 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Me recordaste a cuando me asignaban la tarea de lector en las misas, porque al parecer era el único al que no le daba dislexia cuando agarraba una biblia ¬¬

Así que no te preocupes, no eres la única anormal.... no demasiado, al menos.

Xellif dijo...

ajajaajajajjaajjaja me encantó su post, ya me regañaron en el trabajo bueno y se me quedaron viendo feo por que me rio como loco jajjajajajaja pero es inevitable, genial siga así de parlanchina

Kentucky Freud Chicken dijo...

¡Jajajajaja! Ése sí que es un talento -el de decir todo lo que se le viene a usté a la mente en el momentomenosindicado- que yo debería aprender.

¿Me enseñas?

¿Sí?

MoKa Mola dijo...

Como me he reido con eso de: "me la pasaba perfeccionando mi teoría de "como hacer una máquina del tiempo con chicle y alpiste"

Esa gente religuiosa es mucho menos tolerante de lo que profesa jajaja

Saludos

Armando Ortiz Valencia dijo...

Jajajaja, buen post, sin duda. Ese talento tan especial al estar nerviosa me parece formidable. ¡Pero qué onda con la escuelita, eh!
Saludos

JHON BRANDO dijo...

A dios no le gustan las niñas, ninguna clase de niñas. Es muy difícil que una persona como yo que en su etapa UNAM se la vivía paseándose por CU con libros de Marx y Nietzsche bajo el brazo, hubiese encajado en un ambiente universitario como ese. Definitivamente creo que habría encarado al padre para decirle algo así: “señor cura, el día de hoy he decidido adorar al sol, ¿por qué al sol y no al dios que usted dice? simple, porque el sol no me dice que me voy a ir al infierno, ni trata de asustarme con su infinita ira si hago algo que le moleste y, lo más importante, porque al sol lo puedo ver y yo creo que eso ayuda mucho en la credibilidad de algo ¿no?”.

“Buenas Noches, Buena Suerte”

Dr. Dulcamara dijo...

Ser inoportuno es casi un don. Aún recuerdo mi primera asistencia a un funeral, cuando pasé con los deudos sólo pude decir una cosa: "Felicidades".
¿Qué más podía haber hecho? A los siete años las únicas reuniones familiares a las que habia ido eran bodas y cumpleaños.

Buen Post

Flo dijo...

yo también creo que es un don! pienso que es mejor que quedarse callada con cara de idiota (mi caso).
preferiría decir cosas, con cara de idiota, claro.

Saludos!

*aLicE* dijo...

Uuuuyyy!! Tu y yo somos una misma (uo-uo)...

Yo fui a una primariasecundariaprepa de monjitas... Y no me se el credo a pesar de los 12 años que pasé ahi.

Y las fiestas religiosas eran motivo de fiesta nacional porque no ibamos a la escuela.

Afortunadamente nunca me pusieron a leer, pero un padrecito me dijo que "si quería echar desmadre por favor me retirara del auditorio" (textual)...

Maravilloso.

Anécdota: La madremalcogida superiora, en cada misa se paseaba con la Biblia por todo el auditorio, hasta que llegaba al escenario y se paraba al centro y elevaba el librito... se sentía iluminada... acto inmediato ponían el himno de las Carmelitas Descalzas denomeacuerdoque..

Hasta que un día un genio le puso la de Get The Patry Started de Pink... risas, carcajadas, burlas...

Momento sublime.

Salud- os!!

chorrocientosmil dijo...

jajaajaja, visité su bló con ánimo de decirle que su foto esta con madre, pero luego leí su entrada y recordé que yo me volaba las misas esas, era niña mala, me encerraba en el baño y ya no salía, hasta me sentía como en Misión Imposible escondiéndome de las pinches madrecitas esas con sus borradores mojados listos para aventar en las cabezas o espaldas de las pobres alucnas con uniforme ñoño (el mío también era azul)...chale

Paula Shultz dijo...

Jajajajaja qué cosas!
Reí mucho con tu blog!...
comosiempre..

Saludos Saltarines xD

Circe dijo...

alò?

Ms Dan Flowers dijo...

JAJA cagado! en efecto, como al Sr. Cara de Panela me recordaste los adorables años de colegio, y si, él era el ínico que leia, yo me hacía que la virgen me hablaba para nuunca pasar. Que buenos tiempos.

PD Yo también río en los funerales y comento indiscreciones :O...

Tumeromole dijo...

Yo por eso no voy en una escuela católica... Bueno, ni a la escuela voy.

Y sí, a Dios no le gustan las niñas parlanchinas... Bueno, ni las niñas en general. DICEN.

Micha dijo...

Qué susto, cómo lograste sobrevivir?


A mi me da risa cuando en los rosarios dicen "Santa virgen de la nosequé,ruega por ella".Yo siempre escucho qué clarito dicen "Era pollera".

Meryone dijo...

a quién le importa lo que le gusta a dios? a mí no, desde luego...

- B.tO - dijo...

Oh. Eres igualita a mí. Será porque...

¡Bah!

amantebandida dijo...

Jajajajaja......weeeeeeey... yo primaria, secundaria y prepa me las llevé en ESCUELA DE MONJAS y de niñaaaaaas ohpordios¡¡¡ lo escribo y no lo creo...U.U..En ese lugar de depravación al más puro estilo Marques de Sade (una monja me tiraba CABRÓN la onda, PERO CABRÓN :S snif¡¡) se tenía que rezar cada mañana, pero a mi, después de que un día hice un remix del Padre Nuestro y el Ave María bienchingón (es que me puse nerviosa y todos me veíaaaan :S) ya mejor me saltaban en la lista y me mandaban a aversiyahabíapuestolamarrana... FIN U.U
ódiolas ¬¬ ...quiérote :D

Brenda Bejar dijo...

Descubrí tu blog, soy fansss. Yo también fui a una escuela religiosa con uniforme espanta-machos y tengo un post al respecto, al menos sirvió para darnos anécdotas.

Limonada dijo...

Me encanto, de ahora en adelante leeré tu blog. :)

Lady Jesus dijo...

Kyuutz: Es que eso de tocar una Biblia es algo peligroso.

Xellif: Jajajajajaa no les hagas caso, es más, escúpeles tus galletas de animalitos en la cara para que no te vean feo. Parlanchina soy y lo seré hasta quedar muda.

Freu: Jajajajaa cuando quieras te enseño ese y otros tantos talentos que tengo *¨guiño, guiño*

MoKa Mola: De hecho, exigen pero no dan nada... ni siquiera alpiste para mi máquina. Cuando la tenga te invitaré a conocer a Jesús.

Armando Ortiz Valencia: Oh por Dios, ´tu nombre es de galán de telenovela, bésame. Ok ya, ¡ash! la esculita es una reverenda poquería júrolo que sí.

Jhon Brando: Oh, ¿por qué no me dijsite eso antes?

Dr. Dulcamara: Jajajajajaajaja. Decir "Felicidades" en un funeral debería ser condecorado por el ejercito nacional, etc. etc.

Saludos, gracias pasarte.

Flo: Ah claro, la cara de idiota es NECESARIA, si no, no funsionan las cosas. Íntentalo, es divertido. Gracias por pasarte a mi bló.

*aLicE* Jajajajajaja ¡ash! pero en mi escuela no había monjas,sólo gente aburrida. Somos una misma, sin duda, bailemos esa coreografía en el Zócalo capitalino, chance y nos dan dinero para comprar gasolina y fósforos...

Chorrocientosmil: Jajajaja malditas monjas, nada más traumando niños indefensos.
Muchas gracias por lo de la foto :3 hasta me siento importante jajajaja ok no. Aludos y vuelve pronto.

Paula Shultz: Jajajajajajajaja, per.fec.to. SAbes que eres bienvenida SIEMPRE... Y si dejas de visitarme te encontraré y te comeré :3

Circe: Aló, ¿quién vive?

Ms Dan Flowers: ¿Cuándo vamos a un funeral juntas? :3

Mole: Haces bien. Saludos.

Micha: Jajajajajajaajajaja era pollera. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA... Sobrevivo, pero ahora me creo conejo.

Meryone: Supongo que a... a... Mmm... ¿Fiesta?

B.tO: Será porque te amo tanto, tanto TANTOOOO que... pues eso.

Amantebandida: Jajajajajaja yo también sufrí ser educaa -ajá- en una escuelade pura niña, proximamente un post de eso... creo. Bésame ya.

Brenda Bejar: Jajajajaajajajajajajajajajajajaja "espanta-machos" Debemosreclutar gente para incendiar todas esas escuelas.

Gracias por pasarte y bienvenida, ahora mismo leo tu post.

Limonada: A mi me encanta que te encante. Regresa... si no te buscaré y te beberé -por aquello de que eres una limonada- ok mal chiste.

Creppè dijo...

Sweet! <3